El inicio de la nueva temporada es el momento ideal para empezar a programar vuestro enlace. Si os casáis en primavera, tendréis tiempo suficiente para elegir y definir cómo lo deseáis, y si las fechas de la boda son para el verano o en otoño, aún mejor, porque tendréis un año para escogerlo todo. El lugar donde celebrar tan señalado evento es uno de los ingredientes principales para que todo salga bien. Y, por tanto, es de las cosas que hay que seleccionar con más cuidado. Sin embargo, os encontraréis con todo un nuevo mundo -desconocido- con una oferta delirante, donde elegir será todo un reto.

Con este post os queremos proponer una estrategia muy simple, en cinco puntos, que os ayudará en vuestra elección.

1- Simplificar

Hacerlo fácil, es el mejor consejo para aquellos novios que no tenga ganas de ir contratando diferentes proveedores (espacio, banquete, flores, ceremonia, etc.), porque bastante tenéis con la lista de invitados, el vestido y la resto de asuntos periféricos. Buscad los servicios de catering integrales, donde podáis centralizar la mayoría de necesidades de vuestra boda en uno. Ciertamente, contratar a alguien que os planifique la boda (wedding planer para los amigos más esnobs) también es una opción cómoda, pero mucho menos económica.

2- Ubicación

Aquí hay que conjugar lo que os gusta con la facilidad para llegar. Es decir, tal vez vuestro sueño es casaros en la Laponia finlandesa, pero también deseáis que vengan todos los amigos y familiares. Buscad un espacio que os guste -mar o montaña, urbanita o rural- pero que al mismo tiempo no requiera mucho rato de coche y con acceso sencillo. Esto asegurará comodidad para vuestros invitados, que, después de los novios, son el elemento más importante de vuestro enlace.

3- Versatilidad

Centraos en el espacio y descubrid las características del edificio o finca. Podéis haceros una serie de preguntas:
– ¿Qué capacidad tiene? (Busca la adecuada, y vigilad en no sobre dimensionar para no mostrar espacios poco acogedores)
– ¿Es un sitio exclusivo? (¿O tendremos que compartirlo con otros clientes?)
– ¿Tiene espacios interiores, exteriores y semi-cubiertos? (Las inclemencias climáticas son así, inclementes y, además, imprevistas)
– ¿Existe la posibilidad de alojarse? (Para aquellos que quieran homenajearse con la Gran Fiesta, es una opción nada despreciable)

4- El contexto

El marco del lugar elegido puede casar -nunca mejor dicho- con vosotros o mostrar una total disonancia. Si sois amantes de la naturaleza y los entornos rurales, no busquéis la celebración opulenta en un lujoso hotel, porque no lo disfrutaréis. En cambio, seguramente os sentiréis cómodos en una masía entre montañas y una boda country.

5- Criterio

Para conseguir uno bueno deberéis “formaros” en la materia. Preguntad, consultad, investigad y, como generalidad, no os quedéis con el primer espacio que visitéis. Haced una lista con los cinco o diez mejores lugares que realmente se ajusten a vuestro gusto y volved a revisar los consejos anteriores. ¡Tocará clavar los codos un rato!

 

Y si todavía no tenéis claro cómo queréis que sea el espacio de vuestra boda, haced nuestro test y descubrid cuál es vuestro sitio ideal.

 

Recordad que en Cal Blay tenéis ambientes para crear vuestra boda ideal, acompañándola de la mejor gastronomía.

Descubre más sobre los servicios de boda de Cal Blay [+]

O contacta con nosotros [+]