No es habitual que el novio -vestido como un llamativo maestro de ceremonias de circo- reciba a los invitados, uno a uno, y les indique cómo conseguir la invitación para el espectáculo (la boda!) que en breves momentos presenciarán. Y es que, en la boda de E & M, nada fue convencional, resultando en una celebración única que los novios e invitados no olvidarán jamás.

Para festejar este casamiento temático se escogió Clos la Plana como telón de fondo, el palacete modernista con espacios perfectos para cada momento de la celebración. Acompañadnos en este reportaje de una boda donde todos los invitados disfrutaron de muchos espectáculos sorpresa en la lujosa finca de Clos la Plana.

 

 

Todo comienza con una novia amante del circo, de las acrobacias, del espectáculo y de las artes escénicas, y con un novio dispuesto a realizar el papel de su vida, sin complejos y con toda la naturalidad del mundo. Una pareja con carácter que decidió confiar en nosotros y hacer de su boda una fiesta

Que comience el espectáculo!

 

Tras la bienvenida del simpático novio, los 140 invitados encontraban las invitaciones personalizadas, necesarias para acceder al circo.

 

 

La ceremonia comenzaba cuando la novia hizo la sorprendente llegada sobre un caballo blanco, que la dejaba a punto de recorrer la brillante alfombra roja que la llevaría al altar. Después, el aperitivo estaba ambientado con una zona de juegos de estilo circense y continuaba con espectáculos de animación, mientras los invitados -¿o espectadores? – iban camino a la Gran Carpa para seguir disfrutando del convite.

 

Cuando todo el mundo estaba sentado en la mesa, comenzó una demostración de acrobacias muy especial: la novia, con un cambio radical de vestuario, se convirtió en una trapecista profesional, despertando la admiración de los allí presentes. Un espectáculo que acababa con un esposo gentil que recogía en brazos a su esposa, mientras el público enloquecía de alegría y emoción.

 

 

Una boda inolvidable en un espacio exclusivo. Clos la Plana es un palacete modernista, a 5 minutos de Sitges, equipado con todo tipo de comodidades y con alojamiento para 50 personas. El jardín y los espacios interiores son óptimos para celebrar todo tipo de actos de hasta 300 personas.

Recordad que en Cal Blay tenéis ambientes para crear vuestra boda ideal, acompañándola de la mejor gastronomía.

Descobre más sobre los servicios de boda de Cal Blay [+]

O contacta con nosotros [+]