Los invitados son una parte importantísima -indispensable- para la mayoría de bodas en este rincón del mundo. Por ello, como si se tratara de un sudoku, nos tomamos un rato en ubicarlos en las mesas del convite. La distribución de los invitados no es tema trivial, y da para varios artículos (además de unos cuantos dolores de cabeza).

De momento, os traemos la parte más dulce del difícil arte de situar a vuestros queridos familiares y amigos. Se trata de ese escaparate, cercano al comedor, donde los invitados pueden encontrar la distribución de las mesas, también denominado seating. ¡Que nadie piense que los seatings son simples planos de las mesas con nombres! Hoy en día la cosa está bastante evolucionada para ofrecer montajes sofisticados y presentaciones originales, dignas de las escuelas de arte más desconcertantes.

En resumen, los seatings son la excusa perfecta para dejar correr la imaginación y sorprender a los invitados con temas absolutamente personalizados. Si todavía no habéis decidido cómo deseáis que sea el vuestro, aquí encontraréis algunas ideas para inspiraros y hacer vuestra creación más personal, que, seguramente, arrancará más de una sonrisa.

 

Vintage – Sí, la moda vintage también ha llegado hasta aquí. Materiales naturales o papeles estampados son los que alojan las tarjetas con los nombres de mesa. Sencillo y práctico.

 

Floral –  ¿O deberíamos decir selvático? Toda una aventura atravesar la multitud de hortensias para buscar tu sitio. Un seating con el plus del aroma de tanta flor.

 

Lecturas marineras – Libros, bivalvos y rayas azul marino. Cada libro tiene un título -mesa- y unos autores -invitados- muy pertinentes. Y ¡que nadie pierda el norte!

 

All around de world – Capitales mundiales que definen a los novios más viajeros. Podéis poner vuestras ciudades preferidas, aquellas que deseéis visitar o las que tengan más ardillas per cápita, el criterio queda a vuestra elección.

 

In vino veritas – Para los amantes de los vinos y las metáforas: las mejores uvas hacen los mejores caldos. A los enólogos les encantará (al resto quizás no tanto, cuando de madrugada comprueben que están vacías)

 

El armario – Los más ordenados se casan y  tendrán a los invitados entretenidos hasta que se encuentren. ¡El pretexto ideal para mostrar los detalles más personales de una manera elegante!

 

Botellas – Convertidas en jarrones de flores, es una manera muy simple pero estética de presentar la distribución de mesas. Que sean transparentes, para que nadie se ilusione sobre un posible contenido alcohólico.

 

Contraventanas – Aquí toma importancia el fondo. Unos postigos dan un carácter romántico y country a este seating. Y pueden servir de escondite a los niños, todo en uno.

 

 

Fotografías – Un seating muy personalizado donde los invitados podrán llevarse un recuerdo en forma de una fotografía dedicada. (Atención: este montaje proporciona largas horas de entretenimiento a los novios)

 

El metro – Los más cosmopolitas escogerán esta opción: un mapa de metro donde cada parada será una mesa llena de viajeros que gritarán “Viva los novios!” y “Viva el transporte público!” indistintamente.

 

La floristería – Cada plantita tiene un tarjetón. Cada tarjetón tiene unos nombres. Cada nombre es un invitado. Más fácil y bonito, imposible.

 

El imán – Del boda en la nevera. Un regalo muy original y personalizado que les recordará su nombre y la resaca de la boda cada vez que guarden la lechuga. Un triunfo seguro.

 

Juego de tronos – Para fans de la célebre serie que decidan darse el gusto de situar a los cuñados en la tabla de los White Walkers. Winter is coming.

 

Tapones de corcho – Y otras disposiciones ingeniosas que mantendrán entretenidos a los invitados buscándose y discutiendo sobre el significado de tan curiosa creación. Novios, no sufráis si no se entiende, los artistas sois unos incomprendidos.

 

Recordad que en Cal Blay tenéis ambientes para crear vuestra boda ideal, acompañándola de la mejor gastronomía.

Descubre más sobre los servicios de boda de Cal Blay [+]

O contacta con nosotros [+]

 

Fotografía del seating de Juego de Tronos: Pixelmoreno en la boda de A&J en Joan Sardà.